La Industria Militar en su proceso de Gestión Documental ha normalizado la recepción, el trámite y la disposición final de los documentos y ha identificado sus registros mediante las tablas de retención, que a su vez determinan el tiempo de conservación en el archivo de gestión central de la entidad.